Preguntas frecuentes para padres

¿Por que un niño/niña debería aprender a navegar?

 

Aprender a navegar brinda los siguientes beneficios:

 

Auto Confianza

Simplemente no hay nada como poder timonear su propio barco a los 9 años. Andar en bicicleta es una cosa. Manejar hábilmente una vela ligera es otra muy distinta. Navegar puede ser una de las actividades más fundamentales para ayudar a moldear el futuro de un niño. Cuando un niño tiene la oportunidad de timonear un barco, siente que puede lograr cualquier cosa que se proponga. Esta confianza es enormemente beneficiosa en la educación y la vida social de un niño.

 

Sentido de dirección

Cuando salgan a navegar, los niños aprenderán a navegar las aguas distinguiendo puntos de referencia y determinando direcciones. Al dominar esta habilidad, comienzan a comprender cómo ir de un punto a otro y, como resultado, pueden evaluar mejor su entorno, convirtiéndose en una parte regular de su flujo de conciencia. Esa conciencia es crucial para tener un sentido de dirección.

 

Conciencia espacial

Cuando los niños aprenden a navegar en un bote a través de espacios estrechos y giros cerrados, cómo evitar colisiones, acercarse a un muelle con delicadeza o meterse en una línea de salida repleta barcos en una regata, desarrollan una conciencia espacial que les dará destreza en todas las actividades que involucran coordinación.

 

Conocimiento meteorológico

Saber de qué dirección viene el viento, qué tan fuerte es y cuándo no es apropiado ir al agua, son todas las cosas que su hijo aprenderá cuando se convierta en marinero. Su hijo estará mirando las nubes y evaluando las condiciones todos los días al salir de su casa. Leer los patrones climáticos es una habilidad útil.

 

Paciencia

Hablando de las condiciones climáticas, la madre naturaleza tiene la costumbre de retrasar o forzar la cancelación de muchas actividades al aire libre. Cuando ocurre algo así en una regata, por ejemplo, su joven marinero aprenderá la importancia de esperar a que el viento amaine. Asimismo, cuando no haya viento, deberán practicar la paciencia para que las condiciones se vuelvan favorables.

 

Hábitos del orden

Una parte crucial de aprender a navegar es asegurarse de la preparación adecuada antes de partir de ir al agua. Aprender a armar un bote y luego desarmar y poner en orden al final del día es una práctica para todos los navegantes. Los niños aprenderán que el orden y dedicación son fundamentales para el desarrollo de este deporte.

 

Coraje

Tener que esforzarse mientras navega en condiciones difíciles, ya sea en el circuito de regatas o en una carrera para volver a la costa antes de que las condiciones empeoren, a veces puede contener un elemento de miedo. Pero cuando su hijo puede llevar su barco a tierra con seguridad mientras enfrenta la posibilidad de volcar, ha demostrado cierto nivel de coraje. Esto les ayudará y les dará confianza para afrontar situaciones desconocidas e intimidantes en el futuro.

 

Responsabilidad

Tomar el timón le da al niño una responsabilidad por sus acciones que rara vez se ofrece antes de recibir una licencia de conducir. Tanto los navegantes juveniles de recreo como los de regatas se enfrentan a situaciones de derecho de paso todo el tiempo y tienen que asumir la responsabilidad de sus errores.

 

Visión

Tener previsión y ser capaz de ver las cosas a mayor escala, y resolver problemas antes de que se conviertan en problemas mayores, es parte de tener buenas habilidades de visualización.

 

Vinculo

Pasar tiempo a bordo de un velero junto a otros niños se presta a muchas risas, conversaciones y la construcción de amistades. Para muchos niños, este tipo de vínculos no ocurren fácilmente en la escuela o en otros entornos. Cuando su hijo aprende a navegar, el vínculo con otras personas de todas las edades que comparten algunos de los mismos gustos y habilidades se fortalece.

 

Conclusión:

 

Si está buscando una actividad al aire libre para su hijo que le enseñe lecciones valiosas y descubra algunos de sus talentos ocultos, ¿por qué no considerar la navegación? No solo podrá sacar a su hijo de la casa y alejarlo de las pantallas de la computadora, sino que también podrá ayudarlo a desarrollar habilidades que durarán toda la vida.

 

Aprender a navegar enseña lecciones, proporciona aptitud física y le brinda a su hijo o hija una forma divertida de pasar tiempo al aire libre con los demás. Entonces, ¿por qué no se pone en contacto con alguien que conozca que le guste la navegación o diríjase a su club de vela local y presente a su hijo un deporte que puede cambiar su vida?

 

 

¿Qué es un Optimist?

 

El Optimist es el barco en el que los jóvenes del mundo aprenden a navegar.

 

Especificaciones:

2,31 m de largo, 1,13 m de ancho. Peso 35 kg (Se transporta fácilmente en la parte superior de cualquier auto).
Lo suficientemente seguro y simple para un niño de 8 años.
Emocionante y suficientemente técnico para un chico de 15 años.


Navegado en más de 110 países por más de 150.000 jóvenes, es el ÚNICO barco aprobado por la Federación Internacional de Vela exclusivamente para regatistas menores de 16 años.

Más de la mitad de los participantes de yachting en los últimos Juegos Olímpicos eran antiguos regatistas de Optimist.
El barco fue diseñado por Clarke Mills en Florida en 1947.
Comenzó a utilizarse en Uruguay en la década del 70.


La mayoría de los padres encuentran que navegar les da a sus hijos un gran sentido de logro personal. Dicho logro va de la mano de aprender las herramientas necesarias para afrontar decisiones que todo marino debe tomar cuando se encuentra solo en el medio del mar. También los ayuda a desarrollar un enfoque más organizado de otras actividades no relacionadas con la navegación. Asimismo, les permite entrenar habilidades de relacionamiento en equipos de trabajo, asì como aspectos que tienen que ver como el sortear obstáculos, tolerancia a la frustraciòn y a la presiòn ante las dificultades. 

 

 

¿Qué es AUDO y porque es conveniente asociarse?

 

AUDO son las siglas de la Asociación Uruguaya de Optimist quien representa a la clase internacional de Optimist en Uruguay. AUDO está afiliada a la Federación Uruguaya de Vela (FUYV) y la International Optimist Dinghy Association (IODA). 

Para navegar en los eventos de AUDO no es obligatorio pero se recomienda ser socio. 

Un beneficio inmediato es que la inscripción al evento será más económica. 

Los inscriptos en AUDO participan además en el Ranking anual que a fin de año considera todas los eventos AUDO y premia las diferentes categorías.

Los niños inscriptos en AUDO estarán registrados ante la Secretaría Nacional del Deporte (SENADE) y serán considerados deportistas federados y solo los inscriptos en AUDO podrán acceder a los eventos internacionales oficiales representando al país.

 

La membresía y el registro a regatas se realizan en línea. Para hacerse socio debe seguir los siguientes pasos. Primero, debe de crear una cuenta en la página de AUDO y esto se hace haciendo clic en UNIRSE en la parte superior del sitio web. Una vez creada esa cuenta debe hacer clic en + MIEMBRO para ingresar los datos y hacerse socio.

 

 

¿Cuántos optimistas hay en Uruguay?

 

Hay más de 100 chicos que usan el Optimist en Uruguay (2020).

En los eventos Optimist en Uruguay este año, el tamaño de la flota osciló en unos 50 participantes. Los eventos internacionales pueden ser mucho más grandes y en una regata como la Orange Bowl Youth Regata en Miami, EEUU o la Semana de la Vela de Buenos Aires, Argentina a nivel regional, pueden haber cerca de 400 barcos.

 

 

¿Cómo puedo unirme a un club de vela que navega con Optimist?

 

Esta es una lista de clubes que usan al Optimist en la Escuela de Vela:

 

  • Yacht Club Uruguayo
  • Yacht Club Solís Chico
  • Yacht Club Punta del Este
  • Yacht Club Paysandú
  • Nautilus Yachting Club
  • Club Remeros Fray Bentos
  • Club Náutico y Pesca Piriápolis
  • Club Nautico Sudestada
  • Club Náutico Boca del Cufré
  • Club Náutico
  • Club de Yachting y Pesca de Colonia
  • Acal Nautico Club

 


¿Los Optimist son adecuados para niñas?


El Optimist es para ambos sexos. Ofrece posibilidades para que ambos niños y niñas puedan disfrutar de la navegación a vela. Más adelante les permite también competir a la par en regatas siendo tanto niñas y niños muy exitosos. Es más, la IODA siempre promueve para que más niñas se sumen y muchos de los eventos internacionales requieren un cupo mínimo de niñas.

 

¿Por qué el Optimist es tan popular en Uruguay?


Los primeros Optimists llegaron a Uruguay en la década del 70 y desde entonces ha sido el barco insignia para aprender a navegar.

Se destaca por lo siguiente:

  • Su sencillez y popularidad internacional. 
  • Es lo suficientemente seguro y simple para un niño de 8 años.
  • Emocionante y suficientemente técnico para un chico de 15 años.
  • Existe una oferta razonable de embarcaciones usadas.
  • Existe una Asociación de la clase enérgica y proactiva siempre de padres voluntarios (AUDO)
  • Existe un apoyo inmensurable de los padres a todos sus hijos marineros.


¿A qué edad debe un niño empezar a navegar en Optimists?


Algunos clubes ofrecen clases de escuela para niños y niñas a partir de los 8 años. Sin embargo, lo mejor es siempre consultar con en el club ya que cada uno tiene programas diferentes y cada niño también es diferente.  


Comenzar más tarde tampoco es un problema ya que tenemos muchos que comienzan a los once o doce e incluso pueden llegar a ser sumamente competitivos y ganar regatas.


Algunas consideraciones al comenzar:

  • ¿Es su hijo un nadador competente? (Lo ideal sería que se siente cómodo en el agua cuando está sin hacer pie y sea capaz de nadar 25 metros sin asistencia. Hay casos de niños que prueban el deporte y luego se transforman en nadadores competentes).
  • ¿Se siente cómodo ante la perspectiva de intentar navegar? (La perspectiva de estar solo a cargo de un barco a menudo es desalentadora para un niño. Esta introducción al agua es unos de los pasos más importantes).
  • ¿Hay hermanos, hermanas o amigos mayores involucrados en la navegación? Si los hay, suele ser una gran ayuda.
  • ¿El niño y los padres están preparados para asumir el compromiso? Debemos estar concientes que la navegación a vela es un gran deporte pero requiere mucho tiempo de ambos niños y padres. Sin la disposición de los padres los chicos nunca podrían practicar este gran deporte. El compromiso es de ambos, pero con paciencia se verán grandes frutos.  

 

¿Cuándo empiezan a competir?


En el Optimist se aprende a navegar pero una vez adquiridas las herramientas suficientes se les puede fomentar a los niños a pasar del juego a la competencia. Aquí es donde entra en juego nuestra intensa campaña de organizar regatas y eventos durante todo el año.

 

¿Qué son las regatas?


Primero se comienza con regatas de escuela de vela donde a los niños se les enseña los conocimientos básicos para regatear. Generalmente es a partir de los 8 años y el objetivo es siempre divertirse. Las regatas  no se toman demasiado en serio y los entrenadores pueden dar consejos durante la regata. Si el navegante está hacia el frente de la flota, puede que no sea necesario el consejo y los entrenadores tenderán a concentrarse en los que están más cerca de la parte de atrás. Puede haber premios o no, pero lo importante es recalcar la participación. Cuando hay premios, la entrega de premios puede ser la parte más encantadora ya que es donde vemos a niños muy pequeños recoger su primer trofeo de la vela.

 

¿Necesitamos comprar un barco?


Generalmente se recomienda que los niños tengan su propio barco cuando terminen de cursar la escuela de vela y quieran comenzar a competir en regatas. Siempre hay una buena oferta en barcos de segunda mano. Lo mejor es consultar a los profesores que ellos podrán asesorarlos mejor, pero habitualmente se recomienda un barco de segunda mano para dar los primeros pasos.

 

Además del barco ¿qué otras partes se precisan?


Aquí hay una lista de las partes que debe tener un Optimist de segunda mano. El fabricante, el estado y el estilo de cada uno pueden afectar el precio. Del mismo modo, si faltan, tendrás que comprarlos antes de que puedas empezar a usarlo; nuevamente afectando el precio:

Mástiles: (Mástil, botavara y pico): Evitando el uso de nombres de fabricantes, los mástiles de color oscuro son los más deseables. Los plateados o "escolares" están bien, pero ya no "miden" para la competencia internacional.

Timón y orza: Varía desde madera hasta revestido con epoxi, que es más deseable y la mayoría de los barcos modernos vienen con revestimiento epoxi.

Vela: los barcos a menudo vienen con varias velas. Una vela nueva puede costar hasta 500 dólares por lo que el estado de las velas con el barco puede afectar al precio.

Otros elementos esenciales: veleta, escota, catraca, motones, cabo de remolque, Shockores, traba mástil, matafiones, puños de amura, achicadores, cinchas, remo e infladores.

Carrito para transporte al agua: Lo ideal son los carro de aluminio plegable ya que son resistentes, fácil de desmontar y transportar. 

Funda superior e inferior: Pueden ser de PVC (fuerte y duradero, pero retiene la humedad), algodón (antipolvo transpirables, que se dañan fácilmente) o lona acolchada (la más fuerte, la mejor protección, algunas son impermeables). La funda inferior protege el casco de pequeños rasguños y daños por rayos UV cuando el barco queda a la luz del sol. La funda superior es más útil durante eventos y entrenamientos, ya que permite almacenar el equipo dentro de la embarcación cuando no está en uso. Esto no es ideal como práctica a largo plazo cuando es mejor dar la vuelta al barco y almacenar los palos y timón y orza en un lugar seco fuera de la luz del sol.

Tubo para mástil y vela y funda timon y orza: Se trata de accesorios útiles para proteger el equipo, ya que pueden producirse más daños durante el transporte que durante la navegación.

 

¿Cuanto cuesta?


Los barcos de segunda mano pueden costar a partir de usd 1000. A este precio, es posible que le falten algunas piezas y el costo de las nuevas a menudo puede aumentar bastante el precio final.

Un barco con un precio de entre usd 1000 y 2000 debe tener todas las piezas y ser bastante competitivo con buen equipamiento y vela.

Por encima de los usd 2.000 comienzan a aparecer las características de las ideas de diseño más modernas y, en general, el barco se verá mejor, lo que creará un marinero más entusiasta.

Tengan en cuenta que seguramente su navegante tendrá algún percance al comienzo y por eso lo mejor es comprar un barco al que no “duela” tener que hacerle reparaciones. Luego sabrán mejor cómo cuidarlo y quizás puedan invertir en un modelo más nuevo.

 

¿Dónde puedo comprar un barco?


Barcos nuevos:

No existen muchas posibilidades de comprar un barco nuevo en Uruguay. Hay empresas que pueden hacer una importación puntual y los precios de un barco completo en origen promedian los usd 5000. Se han dado casos de clubes que han importado barcos de muy poco uso para el uso de sus socios. Al ser importados por el club y al ser propiedad de ellos, se logran buenos precios al poder importarlos libre de impuestos. 

Se está trabajando con la Federación de Yachting para poder importar barcos a nivel de título personal y libre de impuestos.

 

Barcos de segunda mano:

Estos se pueden comprar de varias formas. La gran mayoría de las transacciones se dan cuando el navegante decide dejar de competir por llegar a la edad o peso máximo y decide poner su barco en venta. Otras veces existen oportunidades de compra cuando se decide comprar un barco más nuevo para los que quieren seguir compitiendo y también cuando son más capaces de cuidarlo mejor.

Al vender, generalmente se puede esperar recuperar lo que se pagó menos 20% o más o menos. Esto supone que el barco se mantiene en general completo y sano.


Aquí tienes algunas sugerencias a la hora de buscar un barco de segunda mano:

  • Preguntar al profesor o profesores del club. 
  • Preguntar a otros padres si conocen algún barco en venta.
  • Buscar en las redes sociales y sitios de venta en Internet.

Una vez que se adquiere el barco, se debe inmediatamente proceder a la adjudicación del número de vela y registro ante la autoridad competente (ver siguiente pregunta) o bien a la actualización de los datos de nuevo propietario y baja del anterior. 

 


¿Cómo consigo un número de vela?


Generalmente el número de vela se le adjudica al navegante. Existen muchos casos donde el mismo número de vela pasa de navegante al navegante que le adquiere el barco. Si se encuentran en la situación donde tienen barco pero no tienen número de vela, o compraron un barco nuevo al cual le quieren adjudicar un número de vela por favor ponerse en contacto con Alvaro Scalabrini, quien es el representante de la Autoridad Nacional para llevar el registro de números de vela de todas las clases a: regatas@ycu.org.uy.

 

¿Cómo transportar el Optimist?


Muchas veces se contrata a un transportista para trasladar los barcos a una regata ya sea en un trailer para varios barcos y en un camión. 

A veces los padres los transportan arriba del techo de su auto. 

Algunas recomendaciones para el transporte sobre el techo del auto:

  • Asegurarse de que esté bien atado.
  • Cargar el Optimist boca abajo sobre la vaca o parte atrás de una pickup.
  • Retirar la funda superior (de lo contrario flamea con el viento y hace ruido).
  • Asegurar de quitar todos los accesorios.
  • Detenerse alguna vez durante el viaje para revisar que todo esté bien atado.
  • segúrese de tener todo cargado, por ejemplo, palos, velas, timón y orza, veleta, cabos, achicadores, etc.


¿Qué eventos hay en Uruguay?


Hay una serie de eventos de AUDO a lo largo del año que podrán ver en la sección Regatas del sitio web. Hay eventos recreativos, aniversarios de clubes, fechas AUDO entre ellas el Nacional y selectivos a campeonatos internacionales, eventos internacionales, etc. Generalmente las regatas son sábado y domingo y se rotan entre los diferentes clubes en Uruguay. También existen clínicas especializadas y campamentos. 

 

¿Cómo hacer para participar de nuestra primera regata?


Pasos para registrarse a una regata por primera vez:

  1. Visite el sitio web de AUDO en www.optimisturuguay.org para ver la regata que desea participar.
    Se recomienda crear una cuenta y esto se hace haciendo clic en UNIRSE en la parte superior del sitio web. No es necesario ser socio de AUDO para participar de una regata, pero se recomienda hacerlo ya que recibirá un descuento en la inscripción si lo es. Para hacerse socio debe de hacer click en + MIEMBRO en la parte superior de la web y completar los datos.
  2. Registrarse al evento.
  3. Pagar el costo de la inscripción.
  4. Leer el Aviso de Regata.
  5. Coordinar transporte, logística, horarios, etc. con profesor y demás padres del club.
  6. Si transporta su propio barco llegar con antelación y evitar los apuros.
  7. Descargar el barco y colocarlo sobre el carrito asegurándose que tenga todos los elementos para la regata.
  8. De ser necesario confirme el registro y que los datos de categoría, etc estén bien ingresados.
  9. Recordar tener agua, comida, protector solar, gorro, lentes, etc.
  10. Hacer contacto con el entrenador quien se hará cargo de su hijo hasta el final de la jornada.
  11. Ellos atenderán una sesión informativa e irán al agua.
  12. Quédense cerca de la rampa para saludarlos cuando están camino al agua.
  13. Estén cerca de la rampa cuando vuelven para saludarlos y felicitarlos por su primera regata. Enfaticen más preguntándoles qué divertido estuvo y menos en qué posición terminaron.


Una pregunta final: ¿hay algo de diversión?


Si bien el calendario Optimist es muy completo y los padres / navegantes pueden encontrarlo un poco abrumador, la verdad es que la mayoría de los niños (¡y los padres!) encuentran una experiencia muy divertida.


La combinación de entrenamiento, eventos y regatas brinda a los jóvenes navegantes muchas oportunidades de hacer nuevos amigos en Uruguay y del extranjero en el caso de los navegantes que asisten a eventos internacionales. Muchos navegantes hacen amistades del Optimist que perduran mucho después de que se ha superado el límite de edad.

 

¿Y los padres? 


Conocerán a docenas de nuevos amigos. No todos son marineros. Algunos son; algunos no lo son. Al igual que sus hijos, formarán amistades que perdurarán por mucho tiempo después de que sus aspirantes a navegar hayan salido del Optimist.